Prostitutas nigerianas en zaragoza videos de prostitutas nigerianas

prostitutas nigerianas en zaragoza videos de prostitutas nigerianas

Allí sufrían un continuo trato vejatorio y vivían bajo amenazas sufriendo maltrato físico y psicológico.

Las mujeres eran sometidas a largas jornadas de explotación en la calle, hasta altas horas de la madrugada, bajo condiciones higiénicas sanitarias precarias y expuestas a todo tipo de peligros. Al terminar, debían entregar el dinero obtenido de su explotación sexual a su madame como parte del pago por la deuda contraída. Una vez obtenida toda la información, los agentes establecieron el correspondiente dispositivo operativo y procedieron a la liberación de las dieciséis mujeres.

Las víctimas aceptan su plena subordinación y obediencia bajo la amenaza de su muerte o la de sus familiares. Estas ceremonias sientan la base del ejercicio de control sobre las mujeres durante todo el tiempo que dura la explotación.

El "yuyu" funciona como un mecanismo de control que ayuda a garantizar su fidelidad y permite controlarlas simplemente a través de conversaciones telefónicas. Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 10 50 90 y el correo trata policia.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Consulta los casos en los que 20minutos. Calles inundadas, coches atrapados y desalojos en Zaragoza por la fuerte tormenta 1. Las mujeres eran reubicadas en pisos de la organización habilitados tanto para su alojamiento como para su uso con clientes. Allí sufrían un continuo trato vejatorio y vivían bajo amenazas sufriendo maltrato físico y psicológico. Por ejemplo, eran sometidas a largas jornadas de explotación en la calle, hasta altas horas de la madrugada, bajo condiciones higiénicas sanitarias precarias y expuestas a todo tipo de peligros.

Al terminar su actividad, debían entregar el dinero a su madame como parte del pago por la deuda contraída. La red podía tener sometidas a estas mujeres varios años, hasta que consideraba saldada la deuda, que podía oscilar entre los La Policía ha descubierto envíos de dinero que ronda el medio millón de euros y cuentas bancarias en Nigeria con un saldo de Los beneficios podrían ser mucho mayores ya que es habitual que este tipo de grupos criminales utilicen redes para mover el dinero sin levantar sospechas.

Las mujeres quedaban sometidas a la red con este método bajo amenazas de muerte o infertilidad, entre otras supersticiones. El rito volvía a repetirse en Zaragoza, a cargo de otro líder espiritual perteneciente a la red y que anulaba la voluntad de las chicas. Estas residían en pisos de la organización sin documentación alguna y bajo amenazas y agresiones físicas.

Las víctimas aceptan su plena subordinación y obediencia bajo la amenaza de su muerte o la de sus familiares.

Prostitutas nigerianas en zaragoza videos de prostitutas nigerianas -

Las víctimas aceptan su plena subordinación y obediencia bajo la amenaza de su muerte o la de sus familiares. Una vez captadas, eran trasladadas por tierra hasta Libia, donde las embarcaban en patera hasta Italia. Eran obligadas prostitutas ibiza contactos prostitutas madrid participar en una ceremonia de brujería con sangre de animales y alguna parte de las víctimas. Cuando terminaban de pagar su deuda, algunas, como las arrestadas, se convertían a su vez en mamis. Las mujeres eran captadas en sus países de origen, Benin City Nigeriay traídas a Europa bajo la promesa de una vida mejor, pero, una vez en España, eran obligadas a ejercer la prostitución hasta que saldaran la deuda.

Todos los arrestados han ingresado en prisión por orden judicial como presuntos autores de un delito de trata de seres humanos. La operación comenzó hace tres años, pero encontró un empuje definitivo el pasado mes de mayo, cuando una de las chicas que estaban siendo explotadas se decidió a declarar ante la Policía. En el operativo, desarrollado en la capital aragonesa, se han logrado nueve testimonios de víctimas, "todo un éxito".

Las mujeres eran captadas en sus países de origen, Benin City Nigeria , y traídas a Europa bajo la promesa de una vida mejor, pero, una vez en España, eran obligadas a ejercer la prostitución hasta que saldaran la deuda. Allí eran custodiadas por un miembro de la organización hasta que conseguían el cruce a Europa, esta vez por vía marítima, utilizando embarcaciones en condiciones inseguras y hacinadas que las transportaban hasta costas italianas. Allí, eran otros miembros de la organización quienes se encargaban de su alojamiento, siempre en circunstancias penosas, a la espera de ser trasladadas hasta España, en este caso concreto a Zaragoza.

Las mujeres eran reubicadas en pisos de la organización habilitados tanto para su alojamiento como para su uso con clientes. Allí sufrían un continuo trato vejatorio y vivían bajo amenazas sufriendo maltrato físico y psicológico.

Por ejemplo, eran sometidas a largas jornadas de explotación en la calle, hasta altas horas de la madrugada, bajo condiciones higiénicas sanitarias precarias y expuestas a todo tipo de peligros. Al terminar su actividad, debían entregar el dinero a su madame como parte del pago por la deuda contraída.

La red podía tener sometidas a estas mujeres varios años, hasta que consideraba saldada la deuda, que podía oscilar entre los Estas mujeres fueron captadas en su lugar de origen, Benin City Nigeria y tienen entre 17 y 25 años por lo que algunas de ellas llegaron a España siendo menores de edad. Ejercían la prostitución en la zona de plaza Roma de la capital aragonesa y la policía recibió alguna denuncia anónima alertando de que eran chicas muy jóvenes. Nueve de las mujeres liberadas han prestado declaración, algo que el inspector jefe de la Brigada Regional de Extranjería y Fronteras, Carlos Salicio, ha subrayado que es un hecho excepcional y en el que "la cooperación de las ONGs ha sido primordial".

La primera declaración presentada por una de ellas permitió iniciar una operación judicial el pasado mes de mayo sobre una red de trata de mujeres que se había detectado hace tres años.

Una de las mujeres liberadas ha solicitado expresamente regresar a su país. La intervención ha incluido cinco registros que han permitido obtener documentación que confirma la actividad delictiva del grupo y las once detenciones en Zaragoza --tanto de hombres, como de mujeres--, que han tenido lugar a finales de noviembre de , a quienes se les acusa de un delito de trata de seres humanos.

A algunas de estas personas les constan antecedentes policiales en Italia, Dinamarca y Noruega. El traslado desde Nigeria se realizaba vía terrestre por las rutas que atravesaban distintos países africanos hasta su llegada a Libia, donde eran internadas en campamentos. Allí, eran custodiadas por un miembro de la organización hasta que conseguían el cruce a Europa por vía marítima, utilizando embarcaciones en condiciones inseguras y hacinadas que las transportaban hasta costas italianas.

Cuando llegaban al país transalpino eran otros miembros de la organización quienes se encargaban de su alojamiento, siempre en circunstancias penosas, a la espera de ser trasladadas a Zaragoza. El jefe del grupo I de Extranjería y Fronteras de Zaragoza, Miguel Abad, ha apuntado que durante el viaje estas mujeres sufrían violaciones de los miembros de la red y también en España. Una vez la capital aragonesa, ha relatado, la organización ejercía sobre ellas un control exhaustivo todos los días sobre el dinero que habían ganado y sufrían agresiones físicas, si los miembros de la red consideraban que no era suficiente, así como amenazas de muerte a ellas y a sus familias en Nigeria, padeciendo maltrato físico y psicológico.

Las mujeres vivían en pisos de la organización que estaban habilitados tanto para su alojamiento, como para su uso con clientes y eran sometidas a largas jornadas de explotación en la calle --pudiendo extenderse en fin de semana desde las 23 horas a las 5 o 6 de la mañana del día siguiente--, bajo condiciones higiénicas sanitarias precarias y expuestas a todo tipo de peligros.

prostitutas nigerianas en zaragoza videos de prostitutas nigerianas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *