Mafia prostitutas amas de casa prostitutas

mafia prostitutas amas de casa prostitutas

Viven ignorados por el gobierno y discriminados por la sociedad española. La escolaridad de los Rumanos es mínima la mayoría no ha alcanzado el 6to Año. Rumania es un país muy pobre que ha sido sometido por conflictos políticos a vivir en una pobreza extrema. Maruquiña una joven canaria de 27 años y trabaja en un alterné en Madrid confiesa que tiene tres niños y su madre que cuidad de los niños mientras ella trabaja, dice que gana mil o hasta dos mil Euros semanales, con su ingreso mantiene a su familia en Canaria.

Su faena en este oficio comenzó hace tres años después de su divorcio quedo con la responsabilidad de los hijos una renta que pagar y sin trabajo a pesar de ser titulada en administración de empresas tuvo que recurrir a un conocido de una amiga suya promotor de damas de compañía.

Él se ocupó de hacer una inversión en cambiar su imagen y la coloco en uno de los mejores clubes alterne. El otro eslabón de la cadena es el pago por consumo lo que quiere decir ganar un por ciento por la bebida que consuma el cliente. Mientras la prostituta se mantenga ahí el trato sigue siendo el mismo.

Hay promotores de estos que tiene hasta 10 mujeres trabajando bajo su tutela esto en un solo alterne y estos tienen relaciones comerciales con otros clubes. Queda claro que el negocio de la prostitución es sumamente rentable en algunos casos para todos los involucrados.

Recuerda que ya a los 15 años era toda una mujer su cuerpo había madurado y se convirtió sin "quererlo" en una presa a la que jóvenes y adultos quería casar pero ella decidió por un hombre de 35 años al que tenazmente sus padres se opusieron pero su rechazo lo canalizaron mal y ella se revelo, se fue con el hombre un español que vivió en el Ecuador.

Como ella era menor de edad no podía salir del país sin la debida autorización de sus padres, él se encargó de sacarla de forma ilegal. Una vez en España el señor comenzó a mover sus fichas y todo empezó a marchar bien la mando a estudiar y ella se tituló en la universidad y trabaja como maestra.

El marido quedo sin trabajo mientras tanto ella tenía que sustentarlo todo con un sueldo de 2, Euros. Acepta que no cambiaría nada en su vida, ama profundamente a su compañero y no hay problemas con lo que hacemos. Hoy día genera lo suficiente para los dos. En España hay organizaciones que buscan legislación para que se considere a las prostitutas o servidoras del sexo pagar impuestos para de esa manera gozar de los derechos que tiene cualquier trabajador español.

Mari es una salvadoreña que trabaja en la calle justo en el centro de San Salvador dice que ella frecuenta esta zona desde los 17 años y lleva 25 trabajando todos los días desde las 7: A esas horas de la mañana es que van saliendo los trabajadores de los turnos nocturnos y hay menos competencia.

Las mujeres que trabajaron en la noche se van a descansar, las pocas que trabajamos en la mañana nos las buscamos en este turno. A sus 42 años ha estado dos veces presa, la primera vez fue sentenciada a cuatro meses de prisión y la segunda vez fueron cuatro años por amenaza, una noche se pasó de tragos y surgió una disputa entre el cliente y ella, este la acusaba de no haber cumplido el acuerdo a de lo que ella se defendía aduciendo que por estar borracho no podía terminar y el tiempo había acabado, como el cliente no entraba en razón saco una cuchilla, alega que el propósito no era atacarlo si no lograr intimidarlo pero la policía estaba cerca y la arrestaron.

En nuestros sistemas políticos que el ciudadano tiene tantas libertades que la industria del sexo es legal y por lo tanto se mueve siniestra la mano del sexo.

Se hizo una joven de 19 años y logro escapar de sus esclavizadores. Lamentablemente estaba contagiada con el SIDA y murió a los 27 años.

Dice una conocida meretriz dueña de una casa de servicios sexuales en un suburbio londinense que la prostituta tiene que vestir como prostituta para no confundirse con un ama de casa felizmente casada porque eso limitaría las oportunidades de negociar un servicio. Es decir que en el atuendo para el oficio tiene que haber una peluca, unas botas, una mini y un maquillaje bastante pronunciado, hay que parecer prostituta porque de eso se trata.

Si los clientes salieran a buscar esposa o novio no vendría precisamente a un antro. La ley contra la prostitución fue abolida en el pero eso no quiere decir que todos entienden la situación. Es legal que las mujeres se exhiban en vitrinas y cada vitrina tiene un dueño que las alquilan por turnos de 8 a 12 horas y los precios los fija el dueño, los precios van desde 40 a Euros. Las prostitutas utilizan unas alarmas que tienen en caso de posibles problemas y son atendidas con mucha urgencia para prevenir problemas mayores.

Una chica de vitrina puede ganar hasta Euros al día. La tarifa mínima es de 40 Euros por 15 minutos. Las prostitutas al igual que en otros países tratan por medio de sindicatura conseguir legislación para que puedan tener un retiro digno para su vejez. Se puede inferir que si el gobierno reglamenta la prostitución la cosa funcionaría igual que en Holanda aunque mucho tiene que ver la idiosincrasia del país.

Muchos extranjeros hacen turismo sexual en Cuba , aunque se supone que la prostitución en Cuba no es legal el gobierno se hace de la vista larga. La prensa oficialista cubana nunca ha tocado este tema a pesar de que son miles los casos de menores embarazadas. La situación es tan grave que miles de adolescentes para poder paliar su situación económica se acuestan con cualquier turista por unos dólares para poder vestir, comer y llevar algo de dinero al hogar. Otra cosa que agrava la situación es la corrupción que existe dentro de la policía, estos se convierten en chulos y controlan ese mal llamado negocio la industria del sexo.

Se dice que cada policía se auto asigna unas calles y como chulos administran la prostitución de niñas con turistas por unos cuantos pesos y por supuesto cobrar la tarifa acordada y en la mayoría de los casos la mejor tajada se la lleva el policía. En las escuelas se ha identificado una operación similar las estudiante tienen su chulo que es otro joven. En este caso la prostituta estudiantil paga doble tributo lo que le da al chulo y lo que el chulo le da al maestro por permitir que la estudiante salga del salón de clases a hacer su trabajo de prostituta.

Denuncia que ella ha sido testigo de haber visto a jovencitas menores de 15 años y de hasta menos prostituyéndose con turistas del sexo, hombres de la tercera edad embriagando a las niñas para cometer este macabro delito. Las jineteras no tienen que ser cogidas en el acto con solo portar dinero es prueba suficiente para ir a una delegación a responder por la infracción a las leyes contra la prostitución.

Encima de la preocupación de ser arrestada tiene la preocupación de llevar algo de dinero para darle de comer su hijita. En la actualidad a los cubanos se les permite la entrada a los hoteles por lo que ahora ellas aperan su clientela en el lobby , pero siempre bajo la vigilancia de los oficiales que esperan sedientos la cuota acordada por prostituirse. El Malecón cada noche se llena de homosexuales varones que también se prostituyen y jovencitas dispuestas a realizar cualquier pedido del cliente siempre que haya una paga por el servicio.

Dos homosexuales son entrevistados por un reportero de delazonaoriental. Dicen que se dedican a eso porque los otros trabajos que ofrece la sociedad son poco rentables y por ser travestis son discriminados por la sociedad machista de los dominicanos.

Su tarifa por el servicio cuesta pesos equivalentes a Estudiantes universitarios extranjeros y nacionales dominicanos se prostituyen a través de la internet como una manera de incrementar su poder adquisitivo.

Aquí estas pequeñas prostitutas cobran 20 soles o sea 7. Lo triste es que todo esto pasa con total impunidad por la complicidad de las autoridades. La misma policía sirve de enlace para los servicios sexuales que prestan las menores. Aquí el negocio no es tan sofisticado en el control económico del negocio.

He de pagar ese internado y las colonias de verano. Marga, al contrario que Antonia , ejerce en la calle desde hace mucho tiempo. En los pisos dependes de cómo le caigas a la gobernanta y has de entregar la mitad de lo que ganas. Antonia cobra 60 euros por servicio, de los que percibe Marga no tiene una tarifa fija. En torno a Otro problema de los pisos es que a veces presionan a las prostitutas para que trabajen sin condón o hagan cosas que no quieren.

De hecho, en algunos hay dos tarifas, una con y otra sin. Se han dado casos también de clientes que han violado a alguna prostituta y los dueños del piso no han defendido adecuadamente sus derechos. A los problemas tradicionales se suma ahora el de una inmigración masiva, incontenible, para la que la prostitución constituye una salida de emergencia. La falta de regulación del sector beneficia a los explotadores, a las redes de traficantes, a las mafias.

Una puta no puede ser contratada en calidad de tal ni darse de alta como autónoma ni cotizar a Hacienda ni sindicarse ni tener una cartilla de la Seguridad Social ni acceder en su día a una jubilación.

Y esto es lo que piden: Quieren entrar en un sistema que las rechaza, pero que es cliente de ellas. Antonia se ha presentado a la cita con un vestido muy elegante y sutilmente escotado. Es probable que venga de trabajar, aunque suele descansar los fines de semana. Es suramericana y llegó a España para trabajar en un club que abandonó tras liquidar la deuda que le permitió hacer el viaje.

Desde entonces ha trabajado en muchos sitios. Antonia tiene 28 años y Marga, como hemos dicho, Viéndolas juntas, tan distintas, se me ocurre que una vende sexo de fiestas de guardar y la otra sexo de días laborables.

Y hay consumidores para todos los gustos. Muchos, cuando se les ha acabado el tiempo, pagan una hora extra para poder hablar. El sexo es, con frecuencia, la coartada para hablar. Y a una prostituta se le cuenta todo.

No te puedes ni imaginar los conflictos que tiene la gente. Mientras conversamos , el camarero se mueve a nuestro alrededor disimuladamente, con curiosidad.

Han tenido que trasladarse desde el Raval porque los alquileres, en este barrio, se han puesto por las nubes. Desayunamos en una churrería que hay debajo de su casa. Salma dormita en brazos de su madre con el patinete aparcado a medio metro. Mientras tomamos el café, Marga me cuenta que en fueron al Senado para hablar ante una comisión. Cuando se enteraban de quién era la prostituta, empezaban a apartarse de ella y a mirarla de un modo especial.

Lo de la antropóloga les pareció muy bien, pero cuando se enteraron de que yo era la prostituta, dijeron que tenían que consultar antes de acreditarme. Era una comisión sobre prostitución y se preguntaban si debía estar presente la prostituta.

La niña tiene un comportamiento normal desde cualquier punto de vista que se mire. Conoce a todo el mundo y todo el mundo la conoce a ella. Es un sueño, pero tarde o temprano lo realizaremos. Cuando murió mi marido, su familia quiso quitarme a la niña y me llevó a juicio. Pero el informe médico-forense me dio la razón a mí. Decía que Salma tenía, a mi lado, todo lo que necesitaba una niña. Yo he visto casos de mujeres a las que los servicios sociales les han quitado a sus hijos y les han destrozado la vida.

Yo me levanto por las mañanas y lo primero que veo es su sonrisa. Forma parte de mi vida como yo formo parte de la suya. Y la educo en el respeto a todo el mundo. Me cuenta esto en el metro , donde nos dirigimos al Raval para dejar a la niña en casa de una amiga de Marga. El vagón va medio vacío, de manera que nos sentamos juntos, en un asiento de tres. Salma se coge a su madre con una mano y sujeta el patinete con la otra. Marga se quedó viuda del padre de Salma hace dos años.

Viven separados, pero a veces Marga se queda a dormir en la casa de él, o al revés. Se trata de una historia de amor bien curiosa porque se conocieron cuando Marga tenía 14 o 15 años y él 18 o Entonces, Marga trabajaba en la casquería de la Boquería, pero pertenecía a un grupo de voluntarios que dedicaban el tiempo libre a ayudar a personas dependientes.

José, su novio actual, pertenecía también a ese grupo de voluntarios, y se conocieron realizando esa actividad. Como tenían preocupaciones comunes, hablaban mucho. Con el tiempo, cada uno se convirtió en el amor platónico del otro. Durante todos estos años, supe que llamaba a casa de mis abuelos para preguntar por mí. No es que si le pidiera ayuda no me la diera, pero quiero salir adelante por mí misma. Nuestra relación ha ido evolucionando hacia una relación de tolerancia.

Todos los hombres con los que he estado han sabido a qué me dedicaba. Siempre he tenido el privilegio de no esconderme, que es lo normal en mi profesión. Marga perdió a sus padres en un accidente de automóvil cuando tenía 10 años. Se educó con sus abuelos, que aceptaron su decisión de hacerse prostituta. Me dijeron que tuviera cuidado de adónde iba y de por dónde me movía. Y que siempre tendría su casa abierta. Yo, al principio, llamaba a mi abuela y le decía: Siempre prevaleció el amor que nos teníamos.

Después de dos o tres trasbordos y decenas de estaciones, salimos del metro y emprendemos un recorrido por el laberinto de calles del Raval. Es media mañana, pero algunas se encuentran ya llenas de prostitutas. Me parece imposible que haya trabajo para todas y es evidente que no lo hay. Salma va pasando de unos brazos a otros. Todas las mujeres la besuquean. Algunas abren el bolso y le regalan un euro. Marga se detiene un rato con cada una. Las hay de todas las nacionalidades.

La asociación dispone de un pequeño despacho en el centro cívico Pati Limona. Acuden a la reunión Isabel Holgado, la antropóloga con la que cenamos la noche anterior; la propia Marga, y dos personas que trabajan para la organización: Olimpia, una cubana que no para de hablar ni de reír, y Valeria, una chica brasileña tímida y circunspecta.

Todas se muestran preocupadas por la situación del sector. Cada una relata las experiencias que ha tenido en sus visitas a las esquinas o a los pisos a los que acuden para concienciar a las chicas de la necesidad de utilizar preservativos, de defender sus derechos, de denunciar los casos de malos tratos o la existencia de menores.

Unas pasean y otras permanecen sentadas en sillas. Algunas forman grupos y otras permanecen solitarias. Nuestra llegada es bien recibida. Les damos condones y lubricantes y folletos. Olimpia, la cubana, se presenta a todas diciendo:. Si necesitas abogado, médico, llama a este teléfono. Después buscamos por la zona a una menor que alguien ha visto durante los días pasados. Siempre que ven a una menor, avisan a la policía porque cerca de ella hay, casi con toda seguridad, alguien que la controla.

De ser así, se ocupan de que se lleven a la menor y a la controladora en distintos furgones. No damos con ella. En la ronda de San Antonio, las prostitutas se cuentan por decenas.

Este tipo de negocios trabajan legalmente porque porque cuentan con todo lo dispone las normativas que regulan este tipo de negocio que se mercadea como hoteles.

Las chicas que trabajan en sus pisos vienen a ser las mejores pagadas puesto que su trabajo se desarrolla por internet y telefonía muchas de ellas casadas o en una relación con un hombre que sabe perfectamente a lo que su compañera o esposa se dedica. La misma clasificación a nivel económico que sufren las clases socioeconómica ricos, los del medio y los pobres pues hay putas de rico, hay putas y hay putas para los ni, ni.

Y hay putas para el pobre que son aquellas que trabajan 12 horas en condiciones extremas, exhibiendo sus cuerpos con escaza ropa en las calles de día de noche, bajo el sol sofocante del verano hasta frio invernal para ganar 15 Euros por 15 minutos o menos. En esta economía propuesta tras la prostitución hay todo un andamiaje de marketing a través de la tv. Con esto no quiero decir que no haya prostitutas que no lo tengan.

La mayoría de las chicas que trabajan en sus pisos se mercadean en la internet como servicios sexuales, masajistas o dama de compañía al final todo es lo mismo sexo por dinero o sea prostitución. Carreristas universitarias que no han podido acomodarse en un empleo por el que lucho como estudiante por 4 o 5 y hasta por 6 años no han logrado un empleo, los préstamos estudiantiles la renta, la comida la familia y estar lejos de casa, la presión es tanta que han tenido que emprender ese doloroso camino.

Bueno si quieres hablar me pagas la tarifa de 15 Euros hablamos por 15 minutos lo que quieras saber y me pagas por adelantado. Cerrado el trato procedió la entrevista. Como la mayoría de los Rumanos inmigrantes ilegales no tienen empleos así que se dedican a lo que sea siempre que represente algo de dinero y no siempre es en algo legal. Viven en chabolas donde no existen las cosas mínimas que necesita una comunidad como educación para los niños servicios médicos, agua potable , energía eléctrica , disposición de desperdicios sólidos y de aguas usadas.

Viven ignorados por el gobierno y discriminados por la sociedad española. La escolaridad de los Rumanos es mínima la mayoría no ha alcanzado el 6to Año.

Rumania es un país muy pobre que ha sido sometido por conflictos políticos a vivir en una pobreza extrema. Maruquiña una joven canaria de 27 años y trabaja en un alterné en Madrid confiesa que tiene tres niños y su madre que cuidad de los niños mientras ella trabaja, dice que gana mil o hasta dos mil Euros semanales, con su ingreso mantiene a su familia en Canaria.

Su faena en este oficio comenzó hace tres años después de su divorcio quedo con la responsabilidad de los hijos una renta que pagar y sin trabajo a pesar de ser titulada en administración de empresas tuvo que recurrir a un conocido de una amiga suya promotor de damas de compañía.

Él se ocupó de hacer una inversión en cambiar su imagen y la coloco en uno de los mejores clubes alterne. El otro eslabón de la cadena es el pago por consumo lo que quiere decir ganar un por ciento por la bebida que consuma el cliente. Mientras la prostituta se mantenga ahí el trato sigue siendo el mismo.

Hay promotores de estos que tiene hasta 10 mujeres trabajando bajo su tutela esto en un solo alterne y estos tienen relaciones comerciales con otros clubes. Queda claro que el negocio de la prostitución es sumamente rentable en algunos casos para todos los involucrados. Recuerda que ya a los 15 años era toda una mujer su cuerpo había madurado y se convirtió sin "quererlo" en una presa a la que jóvenes y adultos quería casar pero ella decidió por un hombre de 35 años al que tenazmente sus padres se opusieron pero su rechazo lo canalizaron mal y ella se revelo, se fue con el hombre un español que vivió en el Ecuador.

Como ella era menor de edad no podía salir del país sin la debida autorización de sus padres, él se encargó de sacarla de forma ilegal. Una vez en España el señor comenzó a mover sus fichas y todo empezó a marchar bien la mando a estudiar y ella se tituló en la universidad y trabaja como maestra. El marido quedo sin trabajo mientras tanto ella tenía que sustentarlo todo con un sueldo de 2, Euros. Acepta que no cambiaría nada en su vida, ama profundamente a su compañero y no hay problemas con lo que hacemos.

Hoy día genera lo suficiente para los dos. En España hay organizaciones que buscan legislación para que se considere a las prostitutas o servidoras del sexo pagar impuestos para de esa manera gozar de los derechos que tiene cualquier trabajador español.

Mari es una salvadoreña que trabaja en la calle justo en el centro de San Salvador dice que ella frecuenta esta zona desde los 17 años y lleva 25 trabajando todos los días desde las 7: A esas horas de la mañana es que van saliendo los trabajadores de los turnos nocturnos y hay menos competencia. Las mujeres que trabajaron en la noche se van a descansar, las pocas que trabajamos en la mañana nos las buscamos en este turno.

A sus 42 años ha estado dos veces presa, la primera vez fue sentenciada a cuatro meses de prisión y la segunda vez fueron cuatro años por amenaza, una noche se pasó de tragos y surgió una disputa entre el cliente y ella, este la acusaba de no haber cumplido el acuerdo a de lo que ella se defendía aduciendo que por estar borracho no podía terminar y el tiempo había acabado, como el cliente no entraba en razón saco una cuchilla, alega que el propósito no era atacarlo si no lograr intimidarlo pero la policía estaba cerca y la arrestaron.

En nuestros sistemas políticos que el ciudadano tiene tantas libertades que la industria del sexo es legal y por lo tanto se mueve siniestra la mano del sexo. Se hizo una joven de 19 años y logro escapar de sus esclavizadores. Lamentablemente estaba contagiada con el SIDA y murió a los 27 años. Estuve así tres años, sin prostituirme. Y no te digo nada del sueldo porque no te lo ibas a creer. Descansaba un día a la semana si tenía la suerte de que no se había puesto ninguna compañera enferma.

Entonces hice el curso de camarera de pisos y empecé a alternar este trabajo con la prostitución. La verdad es que siempre lo he alternado con otras actividades. Durante una época trabajé en una empresa de limpieza. Se trabajaba a destajo, como haciendo habitaciones en hoteles.

Ahora alterno un trabajo con otro. De la prostitución vengo a sacar unos euros al mes. El mes pasado trabajaba desde la una de la madrugada hasta las nueve de la mañana en el Fórum. Allí lo hacemos dentro de los coches. A las diez entraba en un hotel, a arreglar habitaciones, hasta las seis de la tarde. Dormía desde las siete hasta la once, y vuelta a empezar. Entre una cosa y otra saco para salir adelante.

He de pagar ese internado y las colonias de verano. Marga, al contrario que Antonia , ejerce en la calle desde hace mucho tiempo. En los pisos dependes de cómo le caigas a la gobernanta y has de entregar la mitad de lo que ganas.

Antonia cobra 60 euros por servicio, de los que percibe Marga no tiene una tarifa fija. En torno a Otro problema de los pisos es que a veces presionan a las prostitutas para que trabajen sin condón o hagan cosas que no quieren. De hecho, en algunos hay dos tarifas, una con y otra sin. Se han dado casos también de clientes que han violado a alguna prostituta y los dueños del piso no han defendido adecuadamente sus derechos. A los problemas tradicionales se suma ahora el de una inmigración masiva, incontenible, para la que la prostitución constituye una salida de emergencia.

La falta de regulación del sector beneficia a los explotadores, a las redes de traficantes, a las mafias. Una puta no puede ser contratada en calidad de tal ni darse de alta como autónoma ni cotizar a Hacienda ni sindicarse ni tener una cartilla de la Seguridad Social ni acceder en su día a una jubilación.

Y esto es lo que piden: Quieren entrar en un sistema que las rechaza, pero que es cliente de ellas. Antonia se ha presentado a la cita con un vestido muy elegante y sutilmente escotado. Es probable que venga de trabajar, aunque suele descansar los fines de semana.

Es suramericana y llegó a España para trabajar en un club que abandonó tras liquidar la deuda que le permitió hacer el viaje. Desde entonces ha trabajado en muchos sitios. Antonia tiene 28 años y Marga, como hemos dicho, Viéndolas juntas, tan distintas, se me ocurre que una vende sexo de fiestas de guardar y la otra sexo de días laborables. Y hay consumidores para todos los gustos. Muchos, cuando se les ha acabado el tiempo, pagan una hora extra para poder hablar.

El sexo es, con frecuencia, la coartada para hablar. Y a una prostituta se le cuenta todo. No te puedes ni imaginar los conflictos que tiene la gente. Mientras conversamos , el camarero se mueve a nuestro alrededor disimuladamente, con curiosidad. Han tenido que trasladarse desde el Raval porque los alquileres, en este barrio, se han puesto por las nubes.

Desayunamos en una churrería que hay debajo de su casa. Salma dormita en brazos de su madre con el patinete aparcado a medio metro. Mientras tomamos el café, Marga me cuenta que en fueron al Senado para hablar ante una comisión.

Cuando se enteraban de quién era la prostituta, empezaban a apartarse de ella y a mirarla de un modo especial. Lo de la antropóloga les pareció muy bien, pero cuando se enteraron de que yo era la prostituta, dijeron que tenían que consultar antes de acreditarme.

Era una comisión sobre prostitución y se preguntaban si debía estar presente la prostituta. La niña tiene un comportamiento normal desde cualquier punto de vista que se mire.

Conoce a todo el mundo y todo el mundo la conoce a ella. Es un sueño, pero tarde o temprano lo realizaremos. Cuando murió mi marido, su familia quiso quitarme a la niña y me llevó a juicio. Pero el informe médico-forense me dio la razón a mí.

Decía que Salma tenía, a mi lado, todo lo que necesitaba una niña. Yo he visto casos de mujeres a las que los servicios sociales les han quitado a sus hijos y les han destrozado la vida.

Yo me levanto por las mañanas y lo primero que veo es su sonrisa. Forma parte de mi vida como yo formo parte de la suya. Y la educo en el respeto a todo el mundo. Me cuenta esto en el metro , donde nos dirigimos al Raval para dejar a la niña en casa de una amiga de Marga. El vagón va medio vacío, de manera que nos sentamos juntos, en un asiento de tres. Si fuera así no se explicaría el tratamiento sustancialmente distinto que se da respecto a algunas relaciones no comercializadas, puesto que las pautas de comportamiento no se alejan mucho unas de otras: Pero no es un trabajo como otro cualquiera ya que las mujeres, por ser trabajadoras precisamente del sexo, suman a todo ello los abusos y menosprecio de la propia sociedad debido a la doble moral que se practica.

Representa a la mujer provocativa, promiscua, que manifiesta abiertamente su sexualidad, que transita la noche. Y por lo que supone de ruptura con el estereotipo femenino, y de denuncia de la hipocresía social, se las identifica como un grupo aparte de mujeres al que se estigmatiza, se marca.

Pero también supone una desvalorización que se extiende a toda la vida de la mujer que queda así subsumida en la categoría de prostituta. No es casual por tanto que esta estigmatización social sea lo que muchas identifican como el principal problema a combatir. Aspiramos a una sociedad donde las relaciones no estén mercantilizadas, no existan instituciones opresivas ni estereotipos adscritos a cada sexo, ni relaciones de poder entre hombres y mujeres, entre el Norte y el Sur; donde la sexualidad la ejerzamos desde relaciones libres.

Así, contra el estigma y la discriminación defendemos el reconocimiento de las trabajadoras del sexo como sujetos de derechos de ciudadanía y, por tanto, sociales y laborales. Esto significa, en primer lugar, su derecho a ser escuchadas, a definir sus problemas en su propio lenguaje.

Y por tanto apoyar a los colectivos con los que trabajan, como entre otros Hetaira en Madrid o Licit en Catalunya, en la línea por todas compartida de ir articulando alianzas entre las mujeres. Justa Montero es cofundadora y miembro de la Asamblea Feminista de Madrid. Begoña Zabala es cofundadora y miembro de Emakume Internationalistak Nafarroa. Explotación de los trabajadores. Puedes ver también este artículo en la antigua web de Sinpermiso. Sin Permiso electrónico se ofrece semanalmente de forma gratuita.

Puedes hacer tu donativo aquí.

Pero no es un trabajo como otro cualquiera ya que las mujeres, por ser trabajadoras precisamente del sexo, suman a todo ello los abusos y menosprecio de la propia sociedad debido a la doble moral que se practica. La asociación dispone de un pequeño despacho en el centro cívico Pati Limona. Alivian el aburrimiento con risas y bromas. Bueno si quieres hablar me pagas la tarifa de 15 Euros hablamos por 15 minutos lo que quieras saber y me pagas por adelantado. La prensa oficialista cubana nunca ha tocado este tema a pesar de que son miles los casos de menores estereotipos para mujeres chulo prostitutas. Me encontraba, en fin, ante una especie de ama de casa harta de hacer camas y pendiente de su hija. Aspiramos a una sociedad donde las relaciones no estén mercantilizadas, no existan instituciones opresivas ni estereotipos adscritos a cada sexo, ni relaciones de poder entre hombres y mujeres, entre el Norte y el Sur; donde la sexualidad la ejerzamos desde relaciones libres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *